HOMBRE ACUSADO DE 6 DELITOS DE ABUSO SEXUAL INFANTIL EN ALABAMA. LE HAN IMPUESTO UNA FIANZA DE $3 MILLONES DE DÓLARES

* Un hombre de 36 años enfrenta múltiples cargos de abuso sexual infantil en dos ciudades del Condado de Jefferson.

* Mario Miranda Gutiérrez, quien vive en Hoover, está recluido en la cárcel del condado con una multa por un total de más de $ 3 millones.

* Fue acusado formalmente a principios de este año por cargos de una investigación policial de Homewood y fue arrestado nuevamente la semana pasada por órdenes obtenidas por la policía de Hoover.

* Debido a la edad de las dos víctimas, se están dando a conocer pocos detalles sobre los presuntos delitos. El capitán de la policía de Hoover, Gregg Rector, dijo que los detectives de Hoover iniciaron su investigación en abril, luego de que la familia se mudara de Homewood a Hoover.

* Los incidentes de Homewood ocurrieron en 2018 y los incidentes de Hoover este año.

* Gutiérrez fue acusado el 8 de marzo por dos cargos de abuso sexual de un niño menor de 12 años y un cargo de abuso sexual en primer grado en los casos de Homewood. Fue fichado en la cárcel del condado de Jefferson y luego trasladado a un centro de detención de inmigrantes en Louisiana.

* Los detectives de Hoover obtuvieron tres órdenes de la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Jefferson de Bessemer Cutoff acusando a Gutiérrez de violacion en primer grado, sodomía de primer grado y abuso sexual de un niño menor de 12 años.

* Fue trasladado de las instalaciones de inmigración en Louisiana y regresado a la cárcel del condado de Jefferson el 18 de julio y permanece tras las rejas. El bono por los cargos de Hoover se establece en $ 1 millón por cada uno.

* Una audiencia preliminar está programada para principios de agosto.

* “Es muy difícil comprender cómo alguien puede cometer delitos de esta naturaleza. “Las acciones del Sr. Miranda-Gutiérrez fueron desagradables y horrendas”, dijo Rector. “Realmente no hay palabras adecuadas para describir su nivel de depravación”.

* “Los investigadores, los trabajadores de DHR y los empleados del centro de defensa infantil hacen este tipo de trabajo todos los días y no es fácil para ellos, por decir lo menos”, dijo Rector. “Hacen un trabajo extraordinario para proteger a los niños y rescatarlos de situaciones como esta. No hay manera de agradecerles.

Fuente: Alabama News