Barack Obama se pone un gorro de Papá Noel y reparte regalos en una visita sorpresa al hospital de niños de D.C.